LA FRASE DEL DÍA

El lobo que se oye es peor que el orco que se teme.
Boromir

ADMINISTRACIÓN

Usuario:
Password:

Tratado de Despiece de un Dragón
por Jarrid

Tratado Abstracto del Corte de un Dragón

Ensayo de Crôlin, Herrero y Cocinero de Khâjongtol-Khashmenea, para uso y gozo del intrépido guerrero que con fuerza y sabiduría sepa empuñar el templado filo capaz de subyugar a la mortal criatura.

Preámbulo I
De riguroso cumplimiento son los siguientes requisitos para llevar a buen término el desenlace deseado. Necesario son uno o varios, mejor varios, diestros armeros que no mengüen de arrojo ante el cálido aliento, las afiladas garras, los oscuros conjuros y la ponzoñosa sabiduria. Ineludible es también disponer de un ejemplar adulto de Drachiis Morgoth, llamado por la cultura popular Dragón, ya sea con singularidad ígnea o escarcha, gusano o volador, pertinente a ser muerto sin alcanzar el sacrificio de todos los conspiradores. Otros pertrechos pueden ser de utilidad si son de la condición de utensilios conjurados o, de ser posible disponer de uno o varios, utensilios anti-dragón.
El autor cree también que, en menoscabo del buen nombre del conjurado o los conjurados pero en interés del éxito del propósito, se usara un buen numero de conspiradores que hicieran las veces de cebo ante la criatura, con o sin su conocimiento.

Preámbulo II
El presente ensayo no está versado en el arte de la matanza del dragón, ya que cada espécimen es poseedor de múltiples peculiaridades y ninguna de ellas hace más liviana la tarea de los conspiradores; será la destreza de estos la que resolverá la consecución de esta inevitable etapa. El presente ensayo penetra en el despiece y en las posibilidades que se habilitan y que pueden otorgar beneficios múltiples.

Sección I, El Despiece

Preámbulo, La Sangre
Está escrito en un antiguo ensayo élfico atribuido a Filias de Gondolin que la sangre de un dragón es un compuesto saturado de ácido, que corroe el metal y mata la carne. Por otra parte no hay conocimiento de ningún cospirador, vivo naturalmente, que pueda aseverar esta información en un sentido o en otro, pero harán bien los conspiradores en tomar medidas oportunas tales como instrumentos de incisión elaborados con metales especiales o protectores con poderosos encantamientos o, en su defecto, un gran hechicero capaz de extraer la sangre del animal sin pedir a cambio la sangre del conspirador. Respecto a las herramientas de incisión, se dice en los círculos de los sabios de la herrería que en las minas de las Colinas Verdes, situadas más al Sur del Lejano Harad, hay un metal llamado por los autóconos Kalauloa que, integrado en una aleación con nuestro Galvorn, podría soportar las extremas condiciones del peligroso fluido.

Concepto Primero, Las Escamas
Sin duda alguna las escamas son un compuesto calciforme muy similar a la estructura ósea general, quedando explicada su inusitada dureza y resistencia. El rigor máximo se alcanza en la sección central en su vertiente longitudinal con ramificaciones a los extremos. Se antoja imposible la tarea de modelar una escama con las herramientas habituales, por lo que proponemos usarlas tal cual son o ceder la labor a los Maestros Herreros Enanos. Se procederá, entonces, a cortar la carne que envuelve la raíz del apéndice, liberándolo de cualquier excedente.

Concepto Segundo, La Lengua
Este apéndice bífido exige menos destreza que ningún otro para su extracción, aunque no lo suficiente como para no sufrir un amargo incidente si no son tomadas las pertinentes medidas de precaución. Su longitud supera los veinte pies en un ejemplar adulto, pero solo muestra cinco en la cavidad bucal por lo que será necesaria una intervención más profunda para poder beneficiarse de la totalidad del miembro.

Concepto Tercero, Garras y Colmillos
Tres garras en los miembros anteriores y cuatro en los posteriores. Dos colmillos en la sección dental superior y 2 en la inferior. De composición similar a las escamas excepto por algún elemento regenerante en cuanto a deterioro y crecimiento pero que también merma la rigidez máxima alcanzada por las escamas. Su estructura laminada permite mayor desenvoltura en el corte, obteniendo placas viables de acarrear.

Concepto Cuarto, Los Huesos
Superado el escollo de la sangre alcanzar el hueso es únicamente cuestión de descarnar completamente al animal. Para obtener la osamenta despiezada no son serviles las herramientas de corte, excepto para desgarrar y extraer las junturas entre los componentes.

Concepto Quinto, Los Ojos
Esta es una pieza difícil de cobrar intacta. La ausencia de párpados agiliza el proceso pero el órgano está envuelto por el hueso fronto-ocular, con lo que el corte se antoja imposible. Se recomienda el uso de un artilugio succionador. El recipiente que los aguarde debe conservar la humedad.

Concepto Sexto, La Saliva
Tras la muerte del gusano, debe ser este el primer elemento en ser extraído, pues corto es el tiempo que tarda en desecarse. La cavidad subdental aloja la mayoría del líquido recuperable. Bajo la lengua se hallan las glándulas salivales, que excitadas saludablemente pueden generar dos onzas más de líquido.

Concepto Séptimo, El Corazón
El corazón de halla en el centro del pecho. Tras las escamas y una gruesa piel se deberán desgajar tantas costillas como sean necesarias y, posteriormente, cortar venas y arterias a una pulgada de distancia desde el órgano.

Sección II, La Aplicación

Preámbulo, La Sangre
La sangre de Dragón es un peligroso disolvente de cualquier materia excepto la piedra y las descritas anteriormente, maleables hasta ser instrumentos de corte, de protección o meros recipientes. La utilidad es siempre destructiva por lo que se recomienda su uso exclusivo en guerras y otros conflictos cruentos como trifulcas taberneras.

Concepto Primero, Las Escamas
Las escamas de Dragón son el mejor ingrediente en la receta de la armadura perfecta, pues su coeficiente mínimo de dureza en relación a su nimio peso le otorgan cinco diamantes en la escala de Bagra-Niktho. Las escamas de las extremidades son las más adecuadas por su menguado tamaño; otorgan más comodidad, elasticidad, igual protección y ensalzan la figura.

Concepto Segundo, La Lengua
La lengua de Dragón es un potente ensalzador de las virtudes de ungüentos, infusiones y otras hierbas de curación. Bien administrada puede curar cualquier enfermedad y, según una antigua receta escrita por Phair-Uja la Bruja, también es capaz de devolver la vida. Para alcanzar una mayor efectividad debe desecarse la lengua al Sol, cortarla, trocearla y machacarla hasta obtener un polvo parduzco. Luego el polvo es aplicado en el ungüento o sobre el daño directamente.

Concepto Tercero, Garras y Colmillos
Un compuesto métalico concentrado en base y corteza adjudican a garra y colmillo la condición de forjables. Las armas creadas no son poderosas en cuanto su manejabilidad aunque sí por su fiereza.

Concepto Cuarto, Los Huesos
La leyenda habla de legendarias armaduras y escudos cubiertos de Huesos de Dragón. Cierto es que su gran resistencia deben conferirles tales propiedades, pero será necesaria la intervención del mejor artesano para trabajar este material sin romperlo ni astillarlo. Sin embargo las palabras de Gorkshup-Tchup el Cocinero encaminaban a deleitarse con un estofado de Mûmak con caldo de Hueso de Dragón.

Concepto Quinto, Los Ojos
Los Ojos de dragón están altamente cotizados en los circulos de brujería, aunque el porqué es imposible desvelarlo pues ni siquiera la Phair-Uja lo quiso revelar. Empero el favor de un brujo es suficiente fortuna incluso para un Rey.

Concepto Sexto, La Saliva
La singularidad del Dragón delata la aplicación del líquido deglutor. Puede ser el mejor combustible o el mejor congelante.

Concepto Séptimo, El Corazón
Y está escrito en un antiguo pergamino de la época de Ancalagon [...] desde antaño se ha dicho entre los Hombres que quien llegue a probar el corazón de un dragón conocerá todas las lenguas de los Dioses y de los Hombres, de los pájaros y de los animales y que sus oídos oirán los susurros de los Valar o de Melkor como nunca antes. Pero muy pocos han logrado realizar una hazaña tan extraordinaria como dar la muerte a un dragón y ni siquiera esos valientes pueden probar su sangre y seguir con vida, porque es como un veneno ardiente que da muerte a todo aquel que no tenga una fuerza similar a la de los Dioses.